Casas sobre los árboles

Las casitas de los árboles son la más grande fantasía de todo niño, y tanto si has disfrutado de una en tu infancia como si te quedaste con las ganas, hoy puedes lograr una casa sobre un árbol para disfrutar de grande y a lo grande, con estos diseños que te acercamos esperamos que te inspires para fabricar la tuya, aunque sea una pequeña para tus hijos…

Una casa completa sobre un árbol, un bungalow en las alturas o una simple sala de estar (que es solamente un poco más que un bello balcón sobre un árbol) es una estancia muy romántica y original que puedes disfrutar con el único requisito de tener un árbol suficientemente fuerte en tu jardín

El encanto de una casa en el árbol es casi universal y se remonta a las aventuras que puede tener un niño en este entorno tan mágico, además de sr su primera casa compartida con invitados propios.

Ya sea que cuentes con un grande y frondoso parque o con solamente un árbol en tu pequeño jardín privado, una forma de ampliar las posibilidades de disfrutar el espacio exterior es construyendo una simpática casa en el árbol, un solo ambiente donde el tamaño no es lo que cuenta, sino la magia de habitar las alturas, como hacíamos en tiempos más primitivos y naturales.

Los distintos modelos de casas de árbol para adultos pueden logra espacios vitales como por ejemplo:

  1. Salas de estar para vivir momentos románticos
  2. Terrazas privadas
  3. Miradores para disfrutar del paisaje de campo, bosque o simplemente para observar las estrellas
  4. Habitación dormitorio en el árbol con puente colgante y balcón
El modelo lo eliges tu, los materiales posibles:
  • Tablas de madera económicas
  • Tablas de madera de descarte, rollizos y costaneros
  • Pallets
  • Descartes y sobrantes de otras construcciones de madera
  • Tejas viejas
  • Muebles deteriorados de madera
  • Chapas
  • Sogas
  • Un árbol fuerte!

Las legendarias casitas de árboles y casas de madera para niños y grandes… sobre un árbol, constituyen el sueño dorado de todo niño con alma aventurera, date el gusto y constrúyela… para tus hijos (y otra para disfrutar a tu gusto!)

Un bello y privado mirador en las alturas decorado a tu gusto nunca está de más, para pasar momentos especiales y románticos, o solitarias tardes de lectura, una casita en el árbol puede constituirse en tu rincón de mayor privacidad, un lujo poco costoso y que muchos no tienen ni la posibilidad ni la suspicacia de atreverse a regalarse…


Tags: , , , , , , ,