Revestimiento de paredes con humedad

La humedad es el gran flagelo de las construcciones antiguas o de zonas donde el porcentaje de salitre en la tierra es tan alto que la arena empleada para la construcción no es ajena a este aditamento que, a la corta o a la larga, provoca humedad en paredes, pisos y techos.

La humedad hace aflorar el salitre por los poros de las paredes, arruinando la pintura, los revoques e incluso los ladrillos, y propiciando la aparición de hongos malsanos que afectan la estética de la casa y la salud de sus habitantes.

En muchas ocasiones se combate el salitre y la humedad con sistemas impermeabilizantes, con revoques especiales o revistiendo las paredes con distintos materiales que, sin solucionar el problema, al menos ocultan sus consecuencias muchas veces durante años…

Soluciones para paredes con humedad

Antes de revestir una pared con humedad es conveniente intentar solucionar este problema para que la pared no se descascare y el revoque termine por caerse totalmente tras el revestimiento.

Existen varios materiales que actúan a modo de revoques algunos y pinturas impermeabilizantes otros que logran solucionar durante un tiempo el problema de la humedad, estos materiales son mezclas de distintas piedras pulverizadas (los revoques) o elementos plásticos y químicos (las pinturas) y deben:

  • Permitir a la pared transpirar para que el agua no se acumule en su interior
  • Adherirse sin descascarar o caer por efecto del salitre
  • Eliminar la humedad por evaporación paulatina

Una vez tratadas las paredes que presentan humedad puede revestirse con machimbre o madera machimbrada dejando un espacio entre la pared y la madera (c[amara de aire) para que la primera respire y la segunda no se humedezca. Es necesario que la madera se encuentre previamente tratada con algún fungicida e impermeabilizada con algún barniz.

También existen los revestimientos con fibra de vidrio indicados especialmente para paredes con humedad ya que es insensible a ésta, pudiendo recubrirse cualquier superficie para eliminar grietas y manchas, recuperar muros, recubrir juntas, reforzar yesos, etc.

Los revestimientos de fibra de vidrio, al contrario que los de madera, no absorben el agua y además son químicamente neutros, no emiten gases, no se queman y no despiden calor. Y pueden pintarse con resultados excelentes y de bajo mantenimiento.

Cubrir, proteger y revestir las paredes con humedad es imprescindible tanto para conservar las paredes en buen estado, como para evitar la formación de colonias de hongos perjudiciales para la salud.

Fotografías: Solucionesespeciales


Tags: , , , , ,